Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 agosto 2011

Zhan Zhuang constituye por antonomasia el Qi Gong (ejercicio energético) del Taiji Quan. El término chino significa literalmente “permanecer erguido como un poste” también y, desde un punto de vista mas prosaico, también se conoce en occidente como la postura de “abrazar el árbol”. Su práctica es común con ciertas diferencias, a todas las escuelas.

A grandes rasgos, el ejercicio consiste en permanecer en pie, inmóvil como si de un poste se tratara, la cabeza erguida naturalmente, como suspendida de un hilo. Los brazos levantados con las palmas de las manos vueltas hacia el interior, hombros y caderas en equilibrio, las piernas en ligera flexión, los pies en paralelo con el peso corporal uniformemente repartido entre ambos. Los ojos pueden permanecer abiertos o suavemente entornados, sin embargo, si ello dificulta nuestra concentración podemos mantenerlos cerrados. La respiración, natural se desarrolla por la nariz.

Práctica del Zhang Zhuang

La práctica del Zhan Zhuang responde a dos aspectos principales, indisociables de hecho: el estructural y el energético. Respondiendo a tal dicotomía, diremos que la práctica de Zhan Zhuang, promueve el equilibrio en nuestra estructura, en modo de que nuestra energía Qi pueda circular de manera fluida entre las diferentes partes del cuerpo, izquierda y derecha, arriba y abajo. A tal efecto, buscamos la óptima alineación de nuestro eje corporal, minimizando las curvas fisiológicas de nuestra columna vertebral: a nivel lumbar, realizaremos una pequeña retroversión de la pelvis, lo que “allanará” dicha zona igualándola a la zona dorsal. Respecto a la zona cervical, estiraremos el cuello al mismo tiempo que entramos ligéramente el mentón, ello generará un efecto de descompresión en dicha zona, lo que sumado a la acción anteriormente descrita posibilitará trasmitír el peso del cuerpo desde la coronilla diréctamente al platillo sacro y de ahí a las plantas de los pies.

Las curvas fisiológicas, cuya utilidad es vital para el bipedismo, tienden a acentuarse con el paso de los años, en la mayoría de los casos debido a una pérdida de tono muscular consecuencia de una vida sedentaria, aunque también debido a malas posturas, ejercicios repetitivos, u otros, cuya tendencia es precisamente el exacerbar dichas curvas, llevando al límite y a la larga dañando los tejidos subyacentes. Los pares nerviosos que inervan los diferentes órganos se
ven asimismo afectados generando un mensaje de stress a los mismos, siendo causa de numerosos trastornos que a menudo tendemos a achacar a los órganos en si mismos . Tras todo lo expuesto, y desde un punto de vista más pragmático tomaremos conciencia enseguida de la utilidad que puede brindarnos la práctica del Zhan Zhuang.

Otro de los objetivos a abordar desde el punto de vista marcial, es el cultivo de la fuerza Peng “barrera” de cuyos aspectos he hablado anteriormente en el post dedicado a las ocho fuerzas. El grado de flexión de las piernas así como el tiempo de práctica, promueven los efectos benéficos del ejercicio. Es preciso sin embargo ser prudente, pudiendo comenzar con cinco minutos para ir aumentando la duración del mismo gradualmente. Al principio, la idea de permanecer en completa inmovilidad o casi, nos parecerá una tarea imposible, el cuerpo empezará a quejarse, dando lugar a sensaciones incomodas, como inquietud, picores, o incluso dolor, en este ultimo caso será preciso el consultar con nuestro instructor si tal dolor, pudiera derivarse de una mala praxis, o como en algunos casos solapar algún trastorno interno. Así es, otra de las cualidades del Zhan Zhuang, es el aumento de nuestra sensibilidad y nuestra energía vital, potenciando nuestro sistema inmunitario y por ende nuestra resistencia a la enfermedad. Respecto a la respiración esta se desarrollará en modo natural por la nariz, con la punta de la lengua apoyada suavemente en el seno del paladar, equilibrando inspiración y exhalación, se dice tradicionalmente que la misma debe de llegar a los riñones, ello se debe a que en la medicina tradicional china, se considera vital la interacción entre ambos órganos: El pulmón es encargado de captar el Qi del aire respirado y el riñón de fijarlo, siendo este el responsable de la inhalación y el pulmón de la exhalación.

Desde un punto de vista energético, se dice que el Pulmón (Metal) produce el Riñón (agua). Otro aspecto destacable en la práctica del Zhan Zhuang, es el cultivo del Yi ( la intención). Con la mente calmada y mediante el uso del Yi, el practicante aprende a dirigir su Qi al Dantian y a promover su circulación en todo el cuerpo. Prácticas como Xiao Zhou Tian (el pequeño camino del cielo) o Da Zhou Tian (Gran camino del cielo) son proclives a realizarse desde Zhan Zhuang.

Anuncios

Read Full Post »